no lo dejes para manaña


Custom Glitter Text
Muchas personas dejan para mañana lo que pueden hacer hoy. Postergan sus responsabilidades por temor a dejar atrás la comodidad de lo conocido. Prefieren vivir en la mediocridad antes que afrontar nuevos desafíos. En alguna circunstancia de la vida, cuando necesitamos cambios, la mayoría de las personas nos vemos tentados a dejar las cosas como están. Hacemos estos porque dejamos que la incertidumbre del futuro nos abrume con malos presagios. Elegimos muchísimos pretextos con el fin de justificar nuestra pasividad. Nos convencemos a nosotros mismos, diciéndonos que no necesitamos cambios. La frase que más usamos en este caso es: “Mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer”. En fin, postergamos. “Los psicólogos denominan a esta tendencia a dejar las cosas para mañana como procrastinación, lo cual es la acción de procrastinar, es decir, de postergar actividades o situaciones que uno debe atender, por otras situaciones más irrelevantes y agradables. Este término proviene del latín pro- (adelante) y crastinus (relacionado con el mañana). La procrastinación es un trastorno del comportamiento que tiene su raíz en la asociación de la acción a realizar con el cambio, el dolor o la incomodidad (estrés). Éste puede ser físico (como el sentido durante actos que requieren trabajo fuerte o ejercicio vigoroso), psicológico (en la forma de ansiedad o frustración ), o intelectual. El término se aplica comúnmente al sentido de ansiedad generado ante una tarea pendiente de concluir. El acto que se procrastina puede ser percibido como abrumador, desafiante, inquietante, peligroso, difícil, tedioso o aburrido, es decir, estresante. La procrastinación también puede ser un síntoma de algún desorden psicológico, como depresión o TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad). No se ha demostrado cabalmente que la costumbre de procrastinar puede llevar a una dependencia de Internet o de las computadoras, aunque hay ciertos indicios que llevan a suponerlo. En estos casos, el individuo tiene la compulsión de aislarse de la realidad navegando por Internet. La procrastinación no necesariamente está ligada a la depresión o a la baja autoestima. El perfeccionismo extremo o el miedo al fracaso también son factores para procrastinar. Existen dos tipos de individuos que ejecutan esta acción: Procrastinadores eventuales y procrastinadores crónicos. Los segundos son los que comúnmente denotan desórdenes en los comportamientos antes mencionados. Un famoso refrán que combate la procrastinación es el de "no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy". En el mundo anglosajón se dice que "la procrastinación es el ladrón del tiempo". Postergamos porque somos conformistas. Dejamos que el contexto nos intimide. El que es soltero dice que muchas responsabilidades son para los casados. ¿De que sirve trabajar tanto? Los que son casados dicen que ya alcanzaron lo que buscaban y ya no hacen nada nuevo, viven una rutina atrofiante. Lo cierto es que todos necesitamos innovar, cambiar, modificar la realidad. Muchas parejas se rompen porque no tienen un proyecto en común. Están juntos, hacen siempre lo mismo, entonces de un día para otro se cansan de la rutina y tiran todo por la borda, viene la ruptura. Pasa esto por postergar, por dejar las cosas para mañana. Dejar las cosas para mañana también es holgazanear, haraganear. Es fácil dejar las cosas por la mitad, es fácil dejarse limitar por las circunstancias. “Cuando me case voy a ponerme las pilas”, dicen los solteros. “Cuando tenga hijos voy a construir la otra mitad de la casa que me falta”, dicen los casados. Si podemos cambiar algo debemos cambiarlo. Los que estudian en la universidad dicen que van a empezar a trabajar cuando terminen sus estudios. Pero los estudiantes inteligentes tal vez no tienen las mejores notas pero mientras estudian procuran trabajar y aplicar los conocimientos que están adquiriendo. El que espera hasta recibirse, cuando finaliza su carrera se da cuenta que se olvido todo lo que aprendió. Si estamos seguros de lo que queremos hacer con nuestra vida no debemos esperar que se den las condiciones óptimas y jamás debemos pensar que no es el momento adecuado para iniciar algo, hay que comenzar. El éxito no llegar por casualidad. Los que logran algo es porque hicieron lo que tenían que hacer en su momento, sin postergar, si dejar para mañana lo que podían hacer hoy. Si las circunstancias no cambian, las cambiamos nosotros, pero todo lo que nos venga a la mano para hacer lo vamos a hacer en su momento, a tiempo. El miedo al fracaso, a lo desconocido es no motivo válido para dejar las cosas para mañana. Podemos cambiar la realidad. Podemos cambiarnos a nosotros mismos. Podemos mejorar. No dejemos para mañana lo que podemos hacer hoy.

' Hoy me preguntaron que es la felicidad para mi....y como es raro en mi; tarde en contestar y aunque termine haciéndolo , mi mente comenzó a volar, llegue increíblemente lejos me remonte a mi pasado a mi presente....SOY FELIZ?....considero que tengo mucho para ser feliz pero también creo que me falta mucho. Ser feliz es un estado del alma, a veces pensar en la felicidad nos hace retroceder al limite de pasar por cada rincón de nuestro ser,y uno piensa en las cosas pendientes, en las que por varios motivos no concluimos,y cuando hacemos una mirada para atrás ...nos encontramos que esas cosas pendientes hoy son grandes deudas y nos convertimos en morosos de la vida... y en estos momentos nos preguntamos somos felices? queremos lo que tenemos ? o aprendemos a conformarnos? Por naturaleza nosotros "personas"siempre queremos mas y mas...esta mal eso? Creo que cuando uno quiere ser feliz debe pasar por muchas pruebas y cuando logramos lo que deseamos empiezan las preguntas....la falta de sensaciones se tornan una debilidad... sera que a veces la felicidad no pasa por tener todo lo queremos sino por haberlo tenido en el momento justo.....? Sera que la felicidad es ser fiel a nosotros mismos aunque eso implique ser extremadamente infiel con las personas que tenemos al lado?.......yo me lo pregunto cada día que pasa..vos?

Custom Glitter Text
Se que mi tren casi ya parte pero no quería irme sin despedirte Como llamarte? Pasado?.... Ya SOS parte de mi vida Tengo que despedirte.. Claro que voy a despedirte. No se porque no lo hice antes Será porque todo tiene su tiempo, su método, De hacerte necesario extremadamente necesario…. Y a uno lo deja triste tu tristeza Amargo tu amargura Alarmista tu alarma Ya sos mi pasado—chau pasado Y por favor ándate despacito Sin despertar mi corazón….puede que el no quiera dejarte ir....
Skamu.com - The only place for Myspace icons, Orkut avatars, and profile codes
Myspace Avatars

Custom Glitter Text
¿Cuánto puedes extrañar? ¿Qué puedes extrañar? Siempre extrañamos algo o alguien, situaciones que ya pasaron o que incluso nunca llegaron a pasar… “Extrañar”, “Echar de menos”, lugares, comidas, hechos, personas… Pero, ¿Qué significa en realidad un “Te Extraño”?... Veamos… ¿Cuánto puedes extrañar? -Si pasa el tiempo y aún deseas volver a estar allí… -Si apartas todos los recuerdos o motivos que te evoquen “eso que ya pasó”, sólo para darte cuenta que aún así, sigue estando en tu mente… -Si a pesar de la enorme distancia que hay entre vos y aquello que extrañas, sientes que aún hay algo que no te permite desprenderte por completo… -Si te alejas y aunque aparentas estar muy lejos, en realidad sigues estando allí… -Si aquello que echas de menos, a pesar de tus esfuerzos, te impide finalizar un ciclo de tú vida y comenzar uno nuevo… -Si dejas de un lado la “Costumbre” o la “Dependencia”, y descubres que sigues Extrañando… -Si tu mejor amigo(a) te pregunta: ¿Quisieras volver a vivir esas situaciones? ¿Quisieras retroceder el tiempo? y contestas sin dudar: ¡SIIIII! ¿Es ése tu caso?, Pues entonces ¡estás completamente loco(a)! Simplemente porque “Todo lo pasado no vuelve a pasar”… Todo lo pasado no vuelve a pasar... -Si aceptas que hay personas que aunque aún las amas ya no pertenecen a este mundo y no las volverás a ver jamás… Que hay amigos que aunque en un momento eran tu sombra toman rumbos distintos y nunca estarán junto a ti con la misma frecuencia de antes… Que hay ilusiones que culminan porque descubres “magia” y nadie lo puede impedir… Aprendes todo eso con el tiempo, superas esas situaciones, y aún así existe una pequeña cosa que no logras olvidar, que no dejas de extrañar… -Si pierdes algo que no puedes reemplazar… -Si intentas encontrar ese algo en otro lugar, en otra cosa, en otra persona, y fracasas en todos tus intentos… ... Creo que eso es extrañar… Por eso tene mucho cuidado o piensa dos veces antes de decir un “Te Extraño”… Pero si en realidad sientes que echas de menos a algo, que no tienes valor para ver como alguien se marcha de tú vida, entonces salta, brinca, grita: ¡TE EXTRAÑOOOOOOOOOOOOO! Mmm, ¿ya lo hiciste y sin embargo no pudiste impedir nada? Entonces, llénate de paciencia que seguramente todo mejorará y algo bueno tiene que pasar o quizás las situaciones o la gente que extrañas aparecen para sorprenderte....!!!!!

a veces dejamos ....huellas por rastrear

una alternativa ...para seguir adelante..


Custom Glitter Text
Para los que creen que la ciencia puede explicar todos los sucesos naturales a través de causa y efecto, la idea de una dimensión espiritual en el universo puede parecer inconcebible. Sin embargo, el hecho de que la espiritualidad esté fuera del alcance de la ciencia, no la excluye de jugar un papel importante en la vida de las personas. El Tarot es una herramienta para despertar nuestras facultades intuitivas y ponernos en contacto con nuestro mundo interior. Es un sistema metafórico que nos lleva sobre el camino del héroe mítico, un camino de aventura y autodescubrimiento. Utilizando los símbolos arquetípicos de las cartas del Tarot y su relación con los asuntos diarios de la vida, podemos explorar nuestras mitologías personales y ver más claramente la realidad de nuestra existencia. En esencia, el Tarot es un medio para la meditación, reflexión, contemplación, análisis de problemas, clarificación de decisiones, estimulación de la intuición, autoentendimiento, crecimiento espiritual y adivinación. Las cartas del Tarot nos permiten explorar una dimensión del universo que de otra manera puede ser inaccesible. No son necesariamente predictivas pero a menudo adquieren dicha característica. Siempre ofrecen una visión alternativa y una nueva perspectiva concerniente a los problemas de la vida. Para mi tirar el tarot es una forma de acercarse y tener contacto con otros problemas nos enseña a mirar nuestros problemas desde arriba y así sentir que todo es solucionable.

Custom Glitter Text
¿A quien le agrada ser incomprendido? ¿Quién desea ser caratulado como un antisocial? ¿A quien le gusta que le pongan mala cara? Creo que la incomprensión es una de las peores cosas que puede recibir una persona. Todos deseamos ser comprendidos, aceptados y valorados... La ley de la reciprocidad consiste en entender que todo lo que transmitimos a otros, vuelve otra vez a nosotros. “No lamentarse, no indignarse, sino comprender” Lo que damos es lo que recibiremos. . La comprensión es algo que ejercemos conscientemente. En definitiva, de la misma forma que tratemos a los demás, nos tratarán a nosotros. La falta de comprensión conduce al aislamiento y la marginalidad. El verdadero amor es posible únicamente mediante la práctica de la bondad. Hace un tiempo leí un libro que se titula, Lo bueno de ser bueno, donde los autores argumentan que a través de la bondad, despojándonos del individualismo y el narcisismo, podemos lograr alcanzar la realización personal. Si queremos que nos acepten debemos aceptar. Si queremos que nos valoren debemos valorar. Si queremos que nos hagan el bien debemos ser bondadosos. En la vida nada es casualidad, todo efecto tiene una causa. La comprensión es una actitud que nos acerca a los demás y nos hace tolerantes para encontrarnos como justificados y naturales las actitudes o sentimientos de otros. Ver con naturalidad los actos y sentimientos ajenos, es la conciencia de nuestra propia fragilidad, la convicción de saber y entender que podemos caer en la misma situación, que nos puede pasar lo mismo, de cometer los mismos errores y de dejarnos llevar por el arrebato de los sentimientos. La comprensión es una virtud que al ejercerla cotidianamente hace la vida más agradable. “Comprender es el principio de aprobar”.

el amor a veces.. nos da el privilegio de levantarnos!!!!

Si te caíste, levántate. Si te dicen que no podes, no hagas caso, porque si podes. “Si sólo te preocupas de seguir a los demás, jamás vas a avanzar. Seguramente aparecerán personas que te infundaran desaliento, pero vos no las escuches. Escucha a la gente que ve lo mejor de vos. Rodéate de personas que te empujen hacia delante. Alejate de todos lo que desean tu mal. Hace un tiempo leí un libro de Bernardo Stamateas titulado Libres de la gente, donde el autor dice que debemos alejarnos de todas aquellas personas que intoxican nuestras vidas. Debemos alejarnos de las personas que nos subestiman, descalifican y menosprecian. Porque todos valemos mucho. No importa la posición social ni como nos vestimos, lo que importa es el concepto que tenemos de nosotros mismos. No sirve de nada compararnos, competir con los demás. No hay que superar, hay que superarse. Ahora, los que saben lo que quieren no miran lo que hacen los demás, en realidad se miran a si mismos. Buscan perfeccionarse. No se rinden ante el primer obstáculo. Si se caen se levantan. Si se vuelven a caer, vuelven a ponerse en pie. Si les burlan, hace caso omiso de la crítica. Porque lo único que les importa es ganarse a si mismos. Mientras otros buscan hacerse ver, los triunfadores mantienen un perfil bajo. Mientras otros codician los bienes ajenos, los triunfadores valoran lo que tienen y se contentan en cualquier situación. Los triunfadores piensan en el futuro y disfrutan del presente. Están contentos con los días de sol como de los días nublados. Están contentos con los días de verano como con los días de otoño. El triunfador jamás se rinde. “El éxito es el premio del esfuerzo personal; sigue siempre adelante te espera un mejor futuro.Busca a las personas que te ayuden,que te amen que esten con vos,que con solo una palabra te hagan dar un paso..un gran paso. El éxito es el fruto del trabajo y la grandeza personal para poder llegar a obtenerlo. El éxito se obtiene solo con pensamiento firme y seguro de saber lo que se quiere llegar a ser”. (Anónimo).

MySpace Text Generators Aceptarse a uno mismo es fundamental para poder alcanzar el éxito. Si despreciamos nuestro cuerpo, alguna característica de nuestra personalidad, entonces no funcionaremos bien. Mucha gente tiene problemas de autoestima porque no se acepta a si misma. Se desprecian, se sienten feos, piensan que no son capaces, que no tienen nada que ofrecer a los demás. Los medios de comunicación exigen que todos seamos de determinada forma, exige que seamos flacos, bellos, súper-inteligentes. Y como consecuencia de los mensajes mediáticos sobre el éxito, muchos se consideran unos fracasados porque no han alcanzado lo que los medios de comunicación, la publicidad, el materialismo exigen. Son muy pocas las personas que se aceptan tal como vinieron al mundo. Son muy pocos los que se aceptan tal cual son. Generalmente los problemas de autoestima se deben a cuestiones físicas y sucede esto porque la cruel sociedad en que vivimos pone todo el énfasis en lo físico, en lo estético. Si tenés un cuerpo esbelto, lindo, sos importante, estas en la onda. Se dice que el físico lo es todo, y que de eso depende la popularidad, la fama, el éxito. Dicho en sencillo, cuanto más lindo sos más vas a escalar en la escalera social, vas a tener mayores posibilidades de encontrar el amor, vas a tener posibilidad de tener plata, todo lo que necesites. Al menos esto es lo que nos quieren hacer creer los mensajes publicitarios. Si sos gordita/o ya estas perdido, estas lejos de alcanzar el éxito. Ahora bien, el verdadero éxito consiste en amarnos a nosotros mismos. Debemos aceptar nuestro color de ojos, nuestro color de piel, nuestra figura, todo lo que somos. Porque somos seres únicos, auténticos, originales. Cuando Dios nos creó después de hacernos venir al mundo tiró el molde a la basura. Por lo tanto, no hay seres humanos iguales. Por supuesto que debemos cuidarnos, estar delgados, ir al dentista, hacer ejercicio, pero siempre debemos tener en cuenta que somos lo que somos. Hay que tener personalidad, ser uno mismo. Alguien dijo que todos los seres humanos tenemos la misma música en común pero bailamos diferente. Las empresas de cosméticos se han llenado de plata porque les han hecho creer a los televidentes que necesitan todos esos productos de belleza que ellos ofrecen. Y como saben que en los medios de comunicación se encuentra la clave para llegar a la mente de la gente, ponen sus publicidades en revistas, diarios, en los programas de televisión. Pero vuelvo a decirlo: la verdadera forma de alcanzar el éxito es aceptándonos a nosotros mismos tal cual somos. Debemos querernos, cuidarnos, respetarnos, valorarnos, porque no somos copias, somos originales.

si estas cansada de la vida...


Custom Glitter Text
En su libro titulado On The Anvil, Max Lucado cuenta la historia de Crater, un hombre de cuarenta y pico años de edad que de un día para el otro se cansó de la vida. Después de haber almorzado con sus amigos en un restaurante de Nueva York, abordó un taxi y se fue para siempre. Jamás se escuchó nada más de él ni nadie lo volvió a ver. Y después de cincuenta años de investigación se han barajado múltiples teorías sobre su misteriosa desaparición pero no se ha llegado a ninguna conclusión. Debido a que Crater era un renombrado juez del tribunal supremo de Nueva York, muchos investigadores sospecharon que tal vez lo habrían matado, pero no se halló ninguna pista sólida. Se presentaron otras opciones: secuestro, conexiones con la mafia y hasta el suicidio, pero ¡nada! Una investigación en su departamento rebeló una única pista. Encontraron una nota adjunta a un cheque de una considerable suma, ambas cosas dejadas a su esposa. La nota decía sencillamente: “Estoy muy cansado. Te amo.Crater”. El cansancio que sentía José Crater no era cansancio físico sino almático. El desaliento causó un grave impacto en su corazón. Anuló su sensibilidad hacia la vida. Cuando alguien se cansa de la vida al igual que Crater vive sumido en lamentaciones y cree tristemente que su vida no tiene sentido. Total las cosas andan mal y seguirán igual de mal. ¿De que sirve luchar y procurar sobreponerse a la adversidad? El cansancio hacia la vida inmoviliza, ofusca, paraliza, deja sin capacidad de reacción hacia las cosas importantes. Cuando el cansancio posee el alma de un individuo todo es nefasto y la vida esta como muerte en vida. ¡Cuánto cansancio! Se advierte en los rostros y en las masculladas y arrastradas lamentaciones. Las frases de las amarguras que salen de los labios de quienes se han cansado de la vida por arrastran por el suelo como malditas serpientes. Ahora cabe preguntar, ¿Quién se no cansó alguna vez? ¿Quién no quiso bajar los brazos ante el dolor? Se puede decir que todos los seres humanos sobre la faz de la tierra en algún momento de sus vidas se cansan de vivir y quieren dejar todo de lado. Así pues también están los individuos que ante tales circunstancias salen adelante y se sobreponen a los problemas. Si uno se pone a pensar tiene la esperanza de saber que no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. Siempre que llovió paró. Todo puede cambiar y mejorar. Simplemente hay que mirar las cosas en positivo. Nuestra actitud debe ser positiva. Debemos tener en cuenta nuestra intrínseca capacidad de superación. Es cierto que la vida por momentos se torna irónica permitiéndonos ver las palmeras en el horizonte dejándonos morir de sed en medio del desierto. Pero de todos modos siempre podemos aprender algo de la adversidad y los problemas. Las cosas pasan para enseñarlos la esencia de las personas y las múltiples circunstancias que nos rodean. Hay que seguir adelante pese a todo. Nunca es tarde. Siempre se puede estar mejor. Ovidio dijo: ¿Qué cosa es más dura que las piedras y que cosa más blanda que el agua? Con todo, las duras piedras son taladradas con la blanda agua?”. Y Cicerón sentencia: “Es varón en que contra los constantes embates de la fortuna, milita provisto de la constancia de un pensamiento uniforme”.

DE QUE LADO ESTAS......


Create Your Glitter Text

La antesala del amor es la admiración. Admirar es maravillarse por la existencia del otro. Cuando un hombre admira a una mujer y ella a su vez lo admira a él, entonces aparece el amor. Amar es percibir y ser percibido. Nos miramos a los ojos y nos damos cuenta que debajo de nuestra piel hay un alma latente. El otro hace latir nuestro corazón. Y eso nos produce admiración. De hecho, “en el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio”. (Albert Camus). Por el contrario, cuando nos somos indiferentes, cuando no nos percibimos, eso es señal de que la admiración tal vez ha desaparecido y nos estamos dejando de lado. Si ya no nos necesitamos es porque hemos dejado de admirarnos. Y el amor se ha convertido en una rutina. De eso debemos tener cuidado. De acostumbrarnos, de ser siempre los mismos. Es común que después de que desaparece el enamoramiento y sólo quede el amor, empecemos a cuestionaros. En realidad nos cuestionamos porque queremos conocernos, descubrirnos, eso es lo que produce admiración. Cada vez que algo de vos me produce curiosidad es porque te admiro. Y si te admiro es porque haces latir mi corazón. Diariamente hay muchas cosas que atentan contra la pareja. Los compromisos laborales, los problemas económicos, los altibajos de la personalidad, contribuyen a que perdamos la admiración. Por todo esto, admirar al otro es todo un trabajo. Porque si queremos admirar debemos hablar, comunicar lo que pensamos, lo que sentimos, lo que agita las aguas de nuestras almas. Cuando dos personas se aman van a luchar por no perder la admiración mutua. Van a tratar de buscar la novedad en el otro, van a pensar en que pueden mejorarse mutuamente, van a hacer cosas juntos, van a andar nuevos senderos, hablar de temas inéditos, pensar un proyecto juntos. Como dijese alguna vez Gabriel García Márquez, “los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a si mismos una y otra vez”. Si muchas veces nos somos indiferentes por razones externas es porque la vida nos increpa con sus contratiempos, pero si nos somos indiferentes por razones internas es porque algo anda mal en el corazón. Cuando hay amor las diferencias en vez de separar a las personas las unen más. Cuando hay amor nos admiramos mutuamente por nuestras idas y vueltas, por nuestras palabras y nuestros silencios. En realidad, los seres humanos somos contradictorios. Nuestros estados de ánimos van cambiando y lo cierto es que nada es para siempre. Si dos personas se aman tienen que luchar por estar juntas. ¿Quién dijo que el amor es cosa fácil? ¿Quién dijo que el amor disipa todas las diferencias? Somos diferentes. Y esas diferencias unen a la gente. Porque admirar es advertir en el otro algo que nosotros no tenemos. El psicólogo Meter Berger dice que una de las cosas que favorecen el buen funcionamiento de la pareja es la reafirmación de lo positivo. Esto quiere decir que si somos diferentes nuestros mundos van a ampliarse, nuestros criterios serán enriquecidos y nos ayudaremos mutuamente. Si se reafirma lo positivo los defectos y contradicciones están delante de nuestros ojos, pero eso no impide que estemos separados. Por el contrario, eso nos ayuda a limar asperezas y a ceder cuando es necesario, nos enseña a estar abiertos al perdón y ser tolerantes, nos enseñan a buscar la equidad y el beneficio mutuo. Si reafirmamos lo bueno, lo positivo, vamos a admirarnos, van a estar juntos. Cada encuentro abre nuevas posibilidades. Hay un texto del libro Los gozos y las sombras, de Torrente Ballester que lo resume todo a este respecto: “Enamorarse es algo más que el deseo de estar con un hombre, es el haber hallado una persona junto a la cual uno pueda ser verdadero, porque buscarse a un hombre como espectador de la mentira que has ido inventando es arriesgado. No hay mentira que soporte la convivencia”.

para vos be.....

La superación personal no llega por si sola, hay que moverse, mejorar en algún área de la vida requiere acciones inmediatas. Los que sabios dicen que si practicamos buenos hábitos, ellos guiarán nuestras vidas. Sobre esta premisa se trata el libro El éxito no llega por casualidad del Dr. Lair Ribeiro. Este autor dice que si no hacemos que las cosas sucedan, todo permanece igual. Todos los seres humanos nos instalamos en la realidad de diferentes maneras, pero si queremos conseguir algo debemos movernos. El estudiante si quiere aprobar un examen debe estudiar primero. El futbolista si quiere rendir en el campo de juego debe entrenar primero. El escritor si quiere escribir una obra monumental debe leer primero. El labrador para poder cosechar debe sembrar primero. Nada llega por casualidad. Dios nos creó con la capacidad de pensar, con la capacidad de modificar la realidad. Ahora, muchos usamos esta capacidad innata que el creador puso dentro de cada ser, pero lamentablemente muchas personas viven en un estado constante de pasividad, pereza, desgano. Así pues, el principal obstáculo que detiene el crecimiento son las excusas. La gente siempre esgrime argumentos con tal de no trabajar. Las frases que más habitan los labios de los excusólogos son: “Todavía no es mi tiempo”; “Ya tendré oportunidad”; “No tengo tiempo…”; “No tengo dinero”; “A mi no me da la cabeza”; “Eso no es para mi”. En fin, las excusas detiene el crecimiento de mucha gente. Dicho en sencillo, el que pone excusas es porque es un conformista y siempre va a ser un mediocre, siempre va a estar por debajo del promedio. Otra de las causas que detiene el crecimiento personal es la comparación. Al compararnos con los demás nos sentimos mal con nosotros mismos porque siempre vamos a encontrar personas que son mejores que nosotros. En realidad no hay que compararse. Un aforismo dice: “No hay que superar, hay que superarse”. Por supuesto que es bueno tener modelos y decir que queremos ser como alguien a quien admiramos, pero jamás debemos compararnos. Compararse es tenerse en poco. En vez de mirar lo que hacen o dicen los demás hay que llevar a cabo la propia leyenda personal. Como decía un famoso poeta, “se hace camino al andar”. Jamás vamos a saber exactamente adonde pretendemos llegar. Podemos fijar metas, establecer objetivos, pero siempre surgirán imprevistos que obstaculizarán nuestro accionar. Entonces, en vez de idealizar tanto, debemos movernos e ir resolviendo los problemas a medida que vayan surgiendo. En consecuencia, cuidaremos nuestro presente y si cuidamos nuestro presente, nuestro futuro se cuida solo. Esto no quiere decir que no debemos planear, proyectar a largo plazo, lo que digo es que debemos concentrar todo nuestro potencial en nuestro andar diario. Si queremos llegar al éxito es necesario que nos vamos, es menester hacer algo. Para llegar hay que empezar a caminar, perseverando a pesar de los escollos que nos encontremos en el camino. En un artículo titulado Cómo perseverar cuando la incertidumbre aprieta bajo la ley general del cambio, Jorge Wagensberg, dijo: “Perseverar, en el mundo inerte, significa seguir estando; en el mundo vivo significa seguir vivo; y en el mundo culto significa seguir conociendo. Cada vez que la incertidumbre del entorno fluctúa, se replantea la cuestión. Entonces la selección (fundamental, natural o culta) actúa sobre individualidades y éstas ganan así nuevas funciones a favor de seguir estando, seguir viviendo o seguir conociendo. Los objetos inertes no tienen estímulos que les empujen a seguir. Pero cualquier cambio, cualquier fenómeno, requiere energía y riesgo”. Hay que moverse aunque el entorno fluctúe. Un filósofo dijo que el ser humano esta condicionado por la circunstancia, pero no estoy de acuerdo con este concepto. De hecho, muchos genios expresaron su genialidad creadora en medio del dolor y la pobreza. Cervantes fue uno de ellos. Leí en un libro que fue muy pobre pero no eso no impidió que escribiera El quijote, uno de los libros más famosos de la literatura universal. Bueno, si queremos crecer, avanzar, progresar, cambiar algo, debemos empezar por hacer algo. El movimiento trate más moviendo. El trabajo trae más trabajo. El esfuerzo trae más esfuerzo. La persistencia trae cambios. En conclusión, movete y tu entorno cambiará. “El éxito esta compuesto de un 90 % de esfuerzo, un 5 % de talento, y un 5% de originalidad”, dijo Alejandro Sanz.


Create Your Glitter Text

Las palabras son como puentes que nos permiten comunicarnos con los demás. Esto se llama facultad de hablar. Cuando hablamos transmitimos sentimientos, conceptos, aforismos, y hasta nuestro particular estado de ánimo. Hay palabras que son parecidas a otras, porque parecen que significan lo mismo, pero lo cierto es que no son para nada parecidas, pues, son totalmente diferentes. Hay personas que no saben que esto sucede, y que por tanto, confunden algunas palabras con otras, que casi, se refieren a lo mismo. Por ejemplo: Hoy se confunde ver con MIRAR, oír con ESCUCHAR, entender con comprender, cuando en la realidad estas palabras no tienen nada que ver una con otra. Diferenciamos palabra por palabra. Ver: significa abrir los ojos para, de ese modo, dejar que entre una imagen en nuestra retina. En tanto, mirar significa captar algo, detenerse ante algo, observar algo con atención y minuciosidad. Oír: significa percibir sonidos que nos llegan y que más o menos se mueven a nuestro alrededor. Por su parte, escuchar, que muchas veces se confunde con oír, quiere decir: prestar atención a lo que alguien está diciendo, seguir el discurso de alguien, con los cinco sentidos puestos en lo que nos dicen, recibiendo, de ese modo, las palabras para agarrar su contenido conceptual. Hay gente que oye, pero que no escucha. Entender: significa ir hacia otro individuo. Mientras que comprender: significa abrazar, sentir empatía por otra persona, aliviar. En definitiva, significa ponerse en el lugar del otro y escuchar lo que la otra persona dice desde ese ángulo. ¿Por qué he compartido con vos el significado de esas palabras? Porque hoy día se confunde superficie con profundidad. Hoy se confunde lo de afuera con lo interior. Hoy vivimos en un mundo que ha malversado las palabras. Las palabras son mal utilizadas. Debido a esta malversación de las palabras, las masas han usado, abusado y falsificado los conceptos primordiales. De ahí el origen de tanta confusión, de tanto vacío, de tanta verborrea trivial. “De tanto hablar, -dice el Dr. Jaime Barylko-, decirse, expresarse, sincerarse, de tanto sentir y perseguir el sentimiento de su evolución, en sus variaciones, aprendimos a existir neuróticamente, al ataque y a la defensa, bajo el gran lema autoritario del siglo: ¡HAY QUE HABLAR, HAY QUE DECIR TODO, TODO, TODO! La gente empezó a decirse todo, y de todo. Las parejas, agradecidos los unos a los otros por haberse dicho todo, pero todo lo que tenían adentro, se fueron separando. Los hijos les dijeron todo a sus padres, y estos no supieron qué decirles a sus hijos, de tan culpables que se sentían. Entonces los derivaron a divanes. El psicólogo dijo que también ellos necesitaban diván. Crecieron los divanes. Creció el decir, el hablar, el sentir, el desahogarse y la catarsis universal”. La malversación de las palabras ha desvanecido en la tristeza de la sociedad neurótica donde vivimos. Las palabras malversadas, primero, han oscurecido la vida intrapersonal, y posteriormente, han complicado las relaciones interpersonales, produciendo fricción, quebraduras y heridas abundantes en el corazón de las masas, de las multitudes sin identidad. Hoy abundan las palabras huecas, sin rumbo, sin sentido. El vocabulario de la gente es precipitado, inseguro. Las lenguas profieren mentiras sin parar. Los corazones confundidos maquinan conceptos totalmente degradantes y contrarios a la dignidad humana. ¿Cambiaremos alguna vez nuestra manera de hablar? ESPERO QUE SÍ Y QUE SEA A TIEMPO.


Create Your Glitter Text

Una mirada dice más que mil palabras. Hay múltiples formas de mirar. Esta el que mira y transmite cariño, alegría, compasión, felicidad. Pero también están aquellos que miran y juzgan, ponen etiquetas, estigmatizan, prejuzgan, dañan, lastiman, enloquecen. Hay miradas que son cielo y otras que son infierno. Están las miradas sinceras, honestas, transparentes, que dicen la verdad. Pero lamentablemente son muchas más las miradas que tiran mala onda y siembran la discordia. También esta la mirada cosificadora, la que ve a los demás como a objetos, cosas. Cuando en realidad los demás son personas. La mirada del hombre actual esta contaminada por el materialismo, el esteticismo y la frivolidad. Hay miradas que callan y conspiran en nuestra contra y otras que son tan cual son. Son muchas las formas de mirar el mundo y a los demás. Las peores miradas son las indiferentes y egoístas. Por esto debemos cuidarnos de no contaminar nuestros ojos con el desamor, los prejuicios, la discriminación y la mezquindad. Nuestra mirada debe transmitir bondad, belleza, alegría, felicidad. Recordemos que lo semejante atrae lo semejante. El que juzga será juzgado. El que critica será criticado. El que pone etiquetas será etiquetado. Porque cosechamos nuestras siembras. Y con nuestros ojos sembramos, tanto el bien como el mal. Podemos transmitir luz como oscuridad. Aunque nadie nos mire para alabarnos, alabemos. Aunque nadie nos considere tengamos en cuanta. Aunque nos critiquen no critiquemos. Aunque hablan mal de nosotros no hablemos mal. Debemos enfocar en lo positivo ya que esto nos proporciona la capacidad de mantener relaciones interpersonales positivas. Miremos a los demás como son, para quererlos como son. Construyamos con nuestras miradas cariñosas puentes indestructibles.
La felicidad muchas veces esta ligada a la adversidad. Generalmente la época de prueba constituye el mejor estímulo y la mejor disciplina del carácter. Suscita con frecuencia ciertas fuerzas de actividad, actitud que, si no fuera por las circunstancias dolorosas, permanecerían dormidas. Se han realizado estudios científicos sobre el crecimiento postraumático y se llegado a la conclusión de que lo que no te mata te hace más fuerte. El psicólogo Rich Tedeschi de la Universidad de Carolina del Norte, EE. UU, estudió a personas que sufrieron enfermedades graves, fueron víctimas de violencia, estuvieron en la guerra y advirtió que inmediatamente después de la experiencia traumática estas personas mostraron síntomas de ansiedad, insomnio e irritabilidad, en síntesis, se sintieron muy mal, pero a medida que transcurrió el tiempo, las personas no solo se recuperaron sino que se hicieron más fuertes. Y muchos dijeron que la experiencia traumática con la cual tuvieron que lidiar los ayudó a ser mucho más felices. Otro psicólogo de la Universidad de Georgia, EE. UU, W. Keith Campbell, denomina Ego SOC a este fenómeno del crecimiento postraumático. Este investigador dice que luego de una experiencia traumática, los mecanismos normales de protección psicológica se bloquean: el tiempo se detiene, nuestra percepción de la realidad cambia, los colores parecen mucho más vivos y los objetos cotidianos adquieren una súbita belleza. Podemos decir que la adversidad la creado a los genios de la humanidad. El ser humano, luego de una experiencia de dolor, puede bajar los brazos por un tiempo, pero cuando se recupera renueva sus esfuerzos hasta alcanzar el triunfo. Parece que el genio, en ciertas circunstancias semejante al hierro derrotado por el pedernal, necesitara el golpe violento y agudo de la adversidad para hacer brotar la chispa divina.

soy feliz!

ya hace un año!!!!



para vos...

Wizard Animation


los dias pasan. Los minutos pasan. Nuestro corazón late. La realidad nunca es la misma. Nosotros cambiamos constantemente. El tiempo es el más importante componente de la vida. Muchos individuos desperdician el tiempo y ayudan a los demás para que también lo desperdicien. Y el tiempo perdido no se vuelve a recuperar jamás. El porvenir siempre está frente a nuestra nariz. El futuro muere constantemente. El presente es como un robot dinámico, pues jamás descansa. Mientras los humanos se apegan a lo efímero, la eternidad se les viene encima. Mientras algunos se apegan a los autos de moda, el devenir depara nuevos autos de moda. Muchos pierden el tiempo en trivialidades. Dios les ha dado a los mortales tiempo para que se arrepientan de sus pecados. Pero los seres humanos prefieren perder el tempo en productividades temporales antes que redimir el tiempo en productividades espirituales. Enfrascamos recuerdos sin para porque el pasado crece sin detenerse y sin mirar atrás. El tiempo cabalga a todo galope y la muerte le acompaña. El tiempo es parte de la muerte. La muerte galopa con libertad y crueldad. El Dr. Billy Graham dijo respecto a la muerte: “La muerte es un maestro consumado de la destrucción; y sus credenciales van delante de la misma: aborto, abuso, adicción, brutalidad, crimen, enfermedad, drogas, odio, lascivia, abandono, pestes, conflictos racial, violación, venganza, hambre, suicidio, violencia y guerra. Estas son las barajas de su juego”. Salomón declaró: “… tiempo de morir…”. Donde Dios está no existe el tiempo. En la eternidad el tiempo no existe. Porque el tiempo es una especie de muerte. Los humanos son victimas indefensas del tiempo. El teólogo Jhon Trapo dijo: “Hay un tiempo perfecto para que el hombre muera, el cual, si hubiera sabido todo acerca de la vida, el hubiera escogido este tiempo y no otro”. ¿Quién puede controlar el tiempo? ¿Qué son 60 minutos comparados con la eternidad? El tiempo es muy valioso. Debemos redimirlo. Debemos cuidarlo. Debemos dedicar nuestro tiempo a cosas realmente importantes. Max Lucado dijo: “Beberé cada minuto como si fuera el último. Cuando llegue el día de mañana, el día de hoy se habrá ido para siempre. Mientras este aquí, lo usare para amar y dar. Hoy marcaré un a diferencia. Dedicaré TIEMPO para estar con aquellos a quienes amo. Un hombre puede poseer todo el mundo pero ser pobre por falta de amor. Un hombre puede no tener nada pero ser rico en vínculos afectivos. En el día de hoy, dedicaré por lo menos, cinco minutos con la gente que es importante para mí. Cinco minutos de Calidad hablando o abrazando o agradeciendo o escuchando.Hoy voy a marcar una diferencia”. Mientras tú lees estas líneas, el tiempo se te está escapando rápidamente de las manos. Haroldo Conti dijo “… un minuto de la vida… es una luz deslumbrante”. Hay individuos que pierden el tiempo porque están apegados al resentimiento, el orgullo, la venganza, el pasado, los malos recuerdos, etc. El presente es lo que cuenta. Hoy es lo importante. Si cuidas el presente, el futuro se cuida sólo. El poeta Henry Wadsworth Longfellow dijo: “Nunca en el grato porvenir confíes; actúa en el Presente siempre vivo”.
Make your own at ProfilePitstop.com

10.6.08

quiero ser como un ganso.......

Seguramente has visto alguna vez gansos en el cielo que vuelan en forma de V. Los que estudian a estos pájaros comprobaron que estas aves vuelan de esta forma, ya que al batir sus alas, producen un movimiento en el aire que ayuda al pájaro que va detrás de él. Volando en forma de V la bandada completa aumenta su poder en un 71 %. Si cada pájaro volara solo sería otra cosa, pero juntos son poderosos. Lo que nos enseñan estos pájaros es que cuando compartimos la vida con los demás y vamos hacia una misma dirección, entonces somos más fuertes.
“Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero!!Ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; más ¿cómo se calentará uno solo? Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto”. Hoy en día la gente esta cansada, oprimida, solitaria porque cada cual busca lo suyo y a nadie le importa el prójimo. Entonces, cuando alguien cae en el hoy, no hay nadie que lo levante. Apoyándonos en alguien podemos llegar más lejos. Siempre llega el momento en la vida en que caemos y si estamos solos, seguramente nos quedaremos postrados en el piso o nos tendremos que levantar nos solos. Porque el que esta solo no tiene quien lo levante.
Sigamos reflexiones sobre la vida de los gansos. Si nos ponemos a meditar podemos advertir que si uno pájaro se sale de su formación, inmediatamente notara la resistencia del aire, allí percibirá el poder del viento y tendrá que lidiar con la dificultad de volar solo y si es inteligente, indefectiblemente volverá a su formación, volverá a su sitio, porque habrá entendido el poder de volar con la ayuda de su compañero de al lado. Recordemos que volar juntos nos proporciona un incremento de poder en un 71%. Si somos inteligentes seguramente nos mantendremos unidos a aquellas personas que van en la misma dirección que nosotros y entonces volaremos más confiados y seguros.
Los que estudian estas aves también comprobaron que cuando el líder de la formación se cansa, se pasa a uno de los puestos de atrás y otro ganso, menos cansado, se pasa a su lugar, de modo que todos juntos, mucho más poderosos que si volaran solos, siguen avanzando hacia su destino. Los gansos que van detrás siempre deben estar con los ojos bien abiertos. Entonces, cuando se cansa uno de sus compañeros, en seguida deben tomar el lugar del prójimo. De este modo son todos beneficiados. Todos son bendecidos. Todos pueden llegar hacia sus objetivos. Lo cierto es que mejor es estar acompañado que estar solo. Dos cabezas piensan mejor que una sola. De la misma manera que un ganso grazna y alienta al otro, de la misma manera una persona alienta a la otra y todos se sienten más fortalecidos en un 71 %. Finalmente, cuando un ganso se enferma o cae herido por un disparo, otros dos gansos se salen de la formación y lo acompañan para auxiliarlo y resguardarlo. Lo acompañan hasta que está nuevamente en condiciones de volar o hasta que muere, y sólo entonces los dos acompañantes vuelven a su bandada o se unen a otro grupo. Si nosotros tuviéramos la inteligencia de un ganso nos mantendríamos uno al lado del otro apoyándonos y acompañándonos. Seamos como los gansos. Aumentemos nuestro poder.